Definitivamente cada persona es un mundo y si comparamos nuestro país respecto a otros, la diferencia puede resultar abismal. Las diferencias entre unos y otros son muy evidentes y enfocándonos en el plano empresarial, en lo concerniente a la productividad las diferencias son realmente marcadas: para muestra un botón; Deslucido el desempeño en productividad de México, este es un artículo interesante y que puede enfatizar un poco lo que digo, otro artículo que nos presenta una cruda realidad a través de los números, es el de Productividad laboral en México, a la baja.

Intentando desenredar de mi mente lo que considero entorpece nuestra productividad, se me ocurre dividirlo en tres vertientes: educación, actitud y religión.

En el plano educativo

La educación en nuestro país está basada en competencias, en la casa con los hijos y en la escuela con los alumnos, la instrucción se fundamenta en la obtención del conocimiento respaldado por la mayor calificación aprobatoria. Es decir, que mientras mayor sea la calificación que obtenga un alumno por la “obtención” de conocimiento, mayor será la “garantía” de éxito para el futuro profesional.

A mi entender con este modelo sólo se promueve la competencia del alumno para obtener por cualquier método la mejor nota y así dejar a un lado la posibilidad del razonamiento y el afianzamiento de valores.

Se me ocurre plantear una simple regla de tres para mejorar nuestra educación: que conocimientos asimilo, como los aplico y que valores respaldan su correcta aplicación.

Por valores podemos hacer énfasis con el de honestidad, puntualidad y disciplina.

Honestidad: Todo lo que existe seguramente tiene dueño, aún así este sea producto de la naturaleza, ya que seguramente ocupa un espacio territorial propiedad de alguien, por lo tanto si te encuentras algo en tu caminar no lo tomes, no es tuyo alguien en algún momento lo reclamará. Recuerda el Decálogo del Tío Mito, “No agarres lo que no es tuyo, ni el machete, ni el caballo, ni a la mujer, lo ajeno respétalo, es de otro, ¡cada quien tiene lo suyo!“

Si trabajas, es bueno que los demás lo sepan; si eres un holgazán, no pretendas disimular que no lo eres. Si te comprometes en realizar un proyecto, no dudes y hazlo, si crees que sólo con ganas se pueden hacer las cosas, se honesto y di no puedo, aquí no aplica la frase de “¿Qué, no puedes?, ¿qué eres, hombre o payaso?”.

Puntualidad: Just in time (Justo a tiempo), frase de origen japonés que denota el kaizen de la mejora continua, es un método de producción para las fábricas que permite incrementar la productividad.

Y hablando del tiempo, es importante considerar sin excepción alguna el ser respetuosos del tiempo de los demás.

Cuando fijes un horario para reunirte con alguien, recuerda siempre llegar justo a tiempo. Cito un ejemplo que leí en una presentación hace algún tiempo, “si un conferencista refiere como inicio de su plática a las 9.00am e inicia a las 9.10am y en esta conferencia tiene una audiencia de 500 personas, tendríamos 5000 minutos perdidos”, una cantidad respetable y que seguramente te hará pensar.

Añadido a esto no olvides siempre levantarte temprano, durmiendo difícilmente serás un ente productivo. Un refrán básico que no debes olvidar es, “al que madruga Dios lo ayuda”.

Disciplina: Este es un valor medular y que en la actualidad le han restado importancia, algunos lo etiquetan como algo relacionado con la milicia, y aunque analógicamente puede ser claro ejemplo de su significado, no puede ser generalizado. La disciplina es llanamente la capacidad de encauzar los esfuerzos para conseguir una meta, y en ese sentido se tiene que hacer todo lo humanamente posible para conseguirlo. La disciplina puede considerarse rígida y muy difícil de implementar en nuestras vidas, pero todo radica en los arraigado que tengamos los hábitos, sobre todo aquellos que evitan ser entes productivos. La mejor manera para resolver esto es modificarlos gradualmente hasta conseguir los resultados que esperamos.

Respecto a la actitud

El comportamiento de cualquier individuo frente a las diversas situaciones de la vida es lo que denota su actitud. Hay dos formas de ver el vaso: medio lleno o medio vacío y con esto puedes alegrarte al observar la mitad llena o puedes preocuparte por la mitad vacía.

Aquí van algunas consideraciones que pueden ayudarte:

No te estreses, tómalo con calma: A la fecha no hay estudio científico que resuelva a favor del estrés, es decir, si las cosas no marchan como tú quieres, si lo intentas de diferentes formas y no funciona, relájate, tómalo con calma, el estrés sólo agudizará el problema, y evitará que veas claramente lo que ocasiona problema. Además el mantener continuas rachas de estrés puede ocasionarte severos daños en tu salud.

Si lo crees, hazlo: No te contradigas, si quieres y puedes hacer algo, no lo dudes, hazlo. Recuerda que el fracaso tiene mil excusas.

Todo tiene un porqué: No todo en la vida puede ser miel sobre hojuelas, hay momentos buenos, malos y otros peores: el secreto está en aceptar aquellos que no puedes modificar, aquellos que están fuera de tu alcance. La capacidad de afrontar esos momentos enriquece tu liderazgo personal.

Vive el hoy: Si piensas continuamente en lo que debes o puedes hacer en el futuro te pierdes de vivir el hoy. Concéntrate en lo que debes hacer hoy y preocúpate del mañana otro día.

No seas perfeccionista: La obsesión por la perfección sólo puede conducirte a la desilusión. Todo es perfectible, pero nada es perfecto. Acepta las cosas como son y no te desgastes tratando de ajustarlas a tu escala de valores.

Haz ejercicio: La muy trillada frase “mente sana en cuerpo sano” es de lo más cierta, es importante mantener la armonía física con la mental haciendo actividades que ayuden a tu cuerpo y asimilando conocimientos que fortalezcan tu inteligencia.

Mejora tu imagen: Recuerda que como te ves te sientes, no es necesario portar traje y corbata, pero si estar siempre presentable, un buen corte de cabello, rasurado, aseado, con ropa y zapatos limpios pueden ser un excelente inicio.

Como parte de nuestra actitud está el hacer siempre bien las cosas, es por ello que ignoro porque en México siguen creando nuevas normas para garantizar la calidad en los productos y servicios, cuando estos deberían intrínsecamente ser de calidad. Por parte de la empresa se pierde tiempo, dinero y esfuerzo supervisando, normando y controlando la producción y aplicación de los servicios, y por el lado de los empleados se invierte tiempo y esfuerzo en la búsqueda de recovecos para facilitarles su vida laboral a reserva de si el producto o servicio es de calidad o no.

Hay que tener un tremendo respeto por nuestro medio ambiente, por nuestra naturaleza, recuerda que es nuestra casa y como tal debemos cuidarla y protegerla. La mentalidad de muchos es yo ya voy a mitad del camino en mi vida, que mis hijos vean como lo resuelven, al cabo que ya no me tocará verlo, créanme que esto lo escuche de viva voz de una persona.

Por último no olvides que en el marco de una buena actitud siempre y sin excepción debes tratar con respeto a los demás.

En cuanto a la religión

Hablar de religión es un tema delicado y para evitar alguna tendencia prefiero referirme a la religión como el conjunto de creencias relativas a un individuo considerado como divino.

Independientemente de la religión que profesemos, cuando rendimos culto al ser divino de nuestra religión optamos por pedir en lugar de ofrecer. Algo similar sucede en las empresas: los empleados están acostumbrados a pedir y nunca a ofrecer. Es triste ver que un empleado sólo esté esperando la hora de salida, el día inhábil, la fecha de vacaciones o un desastre natural que imposibilite el presentarse a trabajar.

Creo que es importante establecer un justo equilibrio entre el plano laboral y el personal; es decir, establecer los tiempos correctos para hacer el trabajo, las cosas personales y la diversión, seguramente con una adecuada organización y planificación del tiempo esto se puede lograr.

Anexo: la tecnología mal utilizada

Para concluir se me ocurre pensar que la tecnología subutilizada le ha sumado puntos a la carente productividad en las empresas y para prueba sólo tratemos de identificar algunas de las actividades que regularmente hacemos durante nuestra jornada laboral y que seguramente merman en gran medida nuestro desempeño productivo: reviso mi Twitter para ver que han escrito, posteo en FaceBook como me siento hoy o que cené anoche, redacto y subo un artículo nuevo en mi blog personal, converso con dos amigos en el Messenger, intercambio unas fotos de las fiesta del sábado a través de Skype, envío con mi celular un SMS al cuate que me debe dinero y aprovechando uno a la novia, respondo tres correos, uno del foro al que estoy subscrito y otros dos de unos comentarios que me hicieron, reviso las tiendas en línea para ver que podría comprarme, entro al YouTube para ver qué nuevo video está en el top…

A menos que tu trabajo fuese usar estas herramientas tecnológicas serías la excepción de la regla, con eso no quiero decir que al usarlas estés siendo poco productivo, el hecho está en el uso impropio que les das durante la jornada laboral, piensa que son diversas tareas añadidas a las ya propias de tu trabajo, esto puede causar falta de concentración, distracción y cansancio, factores que seguramente impactaran en tu productividad.

Imagina un Doctor a mitad de una operación respondiendo su Twitter, una línea de producción de autos detenida porque un empleado está subiendo una foto en Facebook, una enfermera atrasada en la entrega de medicinas porque estaba viendo un video o un ejecutivo de banco chateando con una fila de 20 personas en espera .

Y si nada de esto te convence, te dejo con esta frase: “No es necesario gestionar tu tiempo. Tienes exactamente las mismas horas por día que tenían Miguel Ángel, la Madre Teresa, Leonardo da Vinci, Thomas Jefferson y Albert Einstein”.

Por qué no somos productivos
Etiquetado en:        

9 thoughts on “Por qué no somos productivos

  • noviembre 18, 2010 a las 10:08 am
    Enlace permanente

    ¡Excelente! sólo quiero añadir dos cosas:

    1 – Yo en lo personal (repito, es algo personal) no creo que haya tiempo para todo. Hay demasiadas cosas por hacer en la vida, así que hay que escoger sabiamente que se quiere hacer y dedicarse a ello. No importa cuan disciplinados seamos, ni puntuales, ni nada, son demasiadas las cosas que se pueden hacer y el tiempo es muy, pero muy limitado. Mi punto es que para ser productivo hay que especializarse.

    2 – Sobre la tecnología: el problema está llegando a niveles terribles: no hace mucho salió a la luz que una mujer mató a su bebé porque no la dejaba jugar FarmVille en FaceBook. La tecnología nos está enajenando y nos está deshumanizando.

    ¡Buen artículo!

  • noviembre 18, 2010 a las 11:32 am
    Enlace permanente

    Hace mucho quería escribir un artículo como este y me alegra encontrar uno bien redactado aquí.

    Comparto las mismas opiniones que @Ogalinski, no existe tiempo para todo, pero sí para lo necesario, para ser productivos hay que especializarnos y no ser todólogos. Éstas son mis opiniones:

    En el plano educativo y la actitud:
    El modelo educativo no está mal, sólo tiene un enfoque erróneo creado por el conjunto (las personas), la “competencia”, por la falta de honestidad, crea un ambiente insano y más de batalla. Originalmente está hecho para hacer que todos se “esfuercen”, lamentablemente en México esta competencia se vuelve desleal, por lo que todo cae en los tres puntos que menciona: honestidad, puntualidad, disciplina, y agrego directamente actitud, sin esta última no existe un porqué. Mi maestro de doctrinas filosóficas y lógica me dijo una frase que nunca olvidaré:
    “El mundo no es así, así lo hacemos”

    Esa frase encierra un secreto de auto-motivación, las cosas no pasan porque sí, no existe un destino marcado, pero sí uno inmediato creado por nosotros mismos con cada acción que realizamos (El Karma en la cultura Hindú), necesitamos actitud positiva ante la vida. Floyd Allport en su descripción de actitud expresa:

    “Una actitud es una disposición mental y neurológica, que se organiza a partir de la experiencia que ejerce una influencia directriz o dinámica sobre las reacciones del individuo respecto de todos los objetos y a todas las situaciones que les corresponden”.

    David Icke en su charla de “Entendiendo la naturaleza de la realidad” explica el papel fundamental que tienen los individuos como un conjunto en donde cada uno afecta de manera directa al resto en base a las acciones-reacciones. En otras palabras y como ejemplo me gusta probar esto al subir al transporte público y darle las buenas tardes al conductor, es increíble ver el cambio de actitud que tienen.

    En lo religioso:
    Sólo comento que es cuestión de tiempo para desvanecer mitos y empezar a construir realidades.

    En cuanto a la tecnología:
    Con todos los problemas educativos y morales, el mal uso de las herramientas en sólo el resultado de lo anterior.

    Mi anexo:
    Aún estoy en una etapa de discernimiento para comprender el por qué los Mexicanos ven la escuela y el trabajo como una obligación. Llegar a la universidad y escuchar “espero no venga el maestro” , “odio venir, tengo sueño, me hubiera quedado a dormir” es cuando sabes que ALGO está terriblemente mal, las mismas frases aplicadas al trabajo son sólo la bola de nieve que viene rodando.

    Saludos.

  • noviembre 18, 2010 a las 12:38 pm
    Enlace permanente

    Excelente artículo.Ojala que la gente no solo lo lea si no que lo aplique a su vida.

    En el plano educativo y la actitud:
    Concuerdo con su opinión respecto a la competencia en la educación,lamentablemente a los ojos de los demás el alumno que tenga 10´s es el mejor y el que tendrá éxito, no digo que no sea así, hay personas que obtienen esa nota por su buen empeño, por invertir tiempo en estudiar e investigar, pero he conocido diferentes 2 tipos de personas que obtienen 10´s:
    -Las que por presión en casa deben tener esa nota
    -Los deshonestos

    Usted dice:
    “Se me ocurre plantear una simple regla de tres para mejorar nuestra educación: que conocimientos asimilo, como los aplico y que valores respaldan su correcta aplicación.”
    Yo le agregaría un elemento mas: La vocación
    No hay nada mas placentero que no sentir una obligación leer e investigar.Descubrir en que somos buenos que nos motiva.
    Alejandro Jodorowsky dice:
    Todos somos super dotados en algo Se trata de descubrir en qué. Esa debería ser la principal función de la educación. Hoy, en cambio, está enfocada a clonar estudiantes. Y debería hacer lo contrario: descubrir qué es único en cada uno de ellos.
    Alejandro Jodorowsky dice:
    “La mayoría de los ciudadanos malgastan su vida haciendo cosas que no les interesan realmente, pero que creen que deben hacer para ser productivos y aceptados. Sólo una pequeña minoría es feliz con su trabajo, y suelen ser quienes desafiaron la imposición de mediocridad del sistema. Quienes se negaron a asumir el gran error anticreativo: creer que sólo unos pocos superdotados tienen talento”

    En cuanto a la tecnología:
    La gente no se da cuenta que la tecnología los esta absorbiendo lo que se hizo con un motivo de comunicación se ha convertido en un verdadero problema que afecta en el trabajo y en la escuela.
    Es impresionante ver como las personas dependen de ello, si se les bloquea facebook o twitter no hacen otra cosa que pensar como pueden desbloquearlo en vez de aprovechar el tiempo en hacer otra cosa, para mucha gente es vital tener abiertas sus dos cuentas para poder estar trabajando,el internet móvil se esta haciendo cada vez mas accesible, eso en un futuro sera uno de los mayores problemas en el mundo, basta con solo salir a la calle y observar como la gente tiene en mano algun dispositivo,no se despega de el y lo revisa cada 5 minutos, lo mismo en clase o el trabajo.

    Mi anexo:
    En lo personal pienso que todo depende de nuestra actitud, de saber tomar las cosas y aplicarlas no solo leerlas, el mundo no puede cambiarse pero en casa uno puede crear sus propias reglas y su propia cultura, ahí se debe comenzar; al que es padre enseñarle a sus hijos, al que es hijo a los padres y hermanos.
    La tecnología es responsabilidad nuestra.
    Palmor dice algo muy cierto, llegar a la escuela o trabajo y decir esas frases es por algo esta terriblemente mal, el punto es encontrar ese algo y mejorarlo.Hay que evitar que esa bola de nieve crezca.

    Saludos.(:

  • noviembre 18, 2010 a las 1:43 pm
    Enlace permanente

    Gracias por tu comentario y aportación.

  • noviembre 18, 2010 a las 1:44 pm
    Enlace permanente

    Excelente aportación al artículo, que bueno es sumar. Gracias.

  • noviembre 18, 2010 a las 1:44 pm
    Enlace permanente

    Efectivamente hay que aplicarlo, agradezco tu tiempo y aportación al artículo. Saludos.

  • Pingback: Premio a científico Mexicano: Miguel Alcubierre Moya

  • Pingback: Profesión de futuro: Experto en MoodleKnowmad / Autónomo 2.0 | Knowmad / Autónomo 2.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *