Un profesor de ética, lleva a su clase varios objetos y los coloca  en su escritorio. Cuando da comienzo a la clase toma un frasco grande y vacío de mayonesa y procede a llenarlo con unas cuantas piedras de regular tamaño. Entonces pregunta a sus estudiantes si el frasco está lleno. Todos dicen que sí.

Entonces el profesor coge una bolsita de municiones medianas y la vacía en el frasco y agitando poco a poco las municiones van llenando los espacios vacíos entre las piedras. De nuevo pregunta si el frasco está lleno. Todos respondieron, riéndose,que ahora sí.

El Profesor toma ahora una bolsita de arena y la va vaciando en el frasco mientras sacude un poco. La arena termina de llenar los espacios vacíos.

“Ahora bien – dice el profe: – quiero que reconozcan y entiendan que esto es como sus vidas. Las piedras grandes son las cosas importantes (Dios,sus familias, sus socios,su salud, sus hijos), cosas que cuando todo lo demás se pierde todavía llenarán sus vidas. Las municiones representan cosas que cuentan algo menos,como su trabajo, su casa, su automóvil. Y la arena sería todo lo demás,las cosas insignificantes en sus vidas.”

“Si ustedes llenan el frasco primero con la arena, no habrá espacio para las piedras y las municiones. Lo mismo ocurre con vuestras vidas. Si pierden su  tiempo y energía en nimiedades nunca quedará espacio para las cosas que realmente deben importarles. Ocúpense primero de las piedras y municiones, lo que más importa. Establezcan prioridades, el resto será pura arena.”

Pero entonces, un estudiante se levanta, toma el frasco que todo el mundo,incluido el profesor,consideran totalmente lleno y procede a vaciar una lata de cerveza dentro del mismo. Por supuesto la cerveza rellenó los intersticios sobrantes dentro del frasco y verdaderamente dejó el frasco – ahora sí – totalmente lleno.

¿Y la moraleja?

No importa cuán ocupada esté tu vida, siempre quedará espacio para una CERVECITA!!!!!

S   A   L  U   D

El frasco de la vida
Etiquetado en:        

9 pensamientos en “El frasco de la vida

  • julio 2, 2008 a las 2:15 pm
    Enlace permanente

    jajajaja ya estaba empezando a decir “es una buena analogía” cuando leí lo de la cerveza…xD…pero haciendo a un lado la comicidad, en realidad es una buena analogía: mi filosofía de vida es que no hay tiempo ni espacio para todo, así que lo mejor es identificar que es lo importante y darle cabida en nuestras vidas.

  • julio 4, 2008 a las 12:42 pm
    Enlace permanente

    ja ja .. borrachito este.. jaja no es cierto lo mejor de todo es llenar tu vida con humor siempre.. =)

  • julio 4, 2008 a las 10:54 pm
    Enlace permanente

    Excelente articulo si omitimos lo de la cervecita por lo demás el mensaje llega acorde en un momento de mi vida en el que necesitaba de estas frase desde ya

    Un saludo.

    SIEMPRE JÓVENES

    “Un joven más entre Tantos”

  • julio 8, 2008 a las 9:06 am
    Enlace permanente

    Risa, llanto, amor, risa, emociones en si que cualquiera diria “Bahh!! emociones” pero aunque son solo eso, las emociones llenan la vida y le dan mas sabor jejejeje, chido muy chido el relato xD!!!

  • agosto 7, 2008 a las 5:04 am
    Enlace permanente

    jajajajajaja esta increible el articulo y justamente en el momento que mis energias comenzaban a equilibrarse para poner prioridades llege a la parte de la cerveza jajajaja esta muy bueno para comenzar el dia. Saludos

  • enero 15, 2009 a las 7:24 pm
    Enlace permanente

    Muy buen relato jaja, aunque sólo me asalta una duda, ¿cómo logró pasar un alumno una lata de cerveza? :S

    No le hicieron Operación Mochila! jajaja

    Saludos!

  • febrero 10, 2009 a las 10:57 am
    Enlace permanente

    Como siempre Gamaliel, subestimando al estudiante…debio ser escuela de gobierno y de Mexico XD….

    Buen articulo fuera de todo deja algo que decear…

  • marzo 23, 2009 a las 7:25 am
    Enlace permanente

    Excelente articulo, justo cuando estaba pensando “Aaawww, que lindo!!” lei lo de la cervecita, jajajajajajajajaa…que padre que ademas de una buena analogia que te haga pensar tengas una buena carcajada para cerrar con broche de oro, mi tipo de lectura jajajjaaajajaja.
    >XD

  • abril 25, 2009 a las 6:36 am
    Enlace permanente

    Yo soy creyente y no pongo a dios por encima de un empleo ni considero una nimiedad no tener casa o un capricho el tener coche. La analogía es muy bonita, solo cambian un poco los valores.
    Tengo 32 años y vivo en casa de mi madre por que para pagar una vivienda de alquiler debería dedicar un 80% de mi sueldo para el alquiler -que Dios se apiade del que además tenga que alimentar a una familia-, y llevo 7 meses sin trabajar. Afortunadamente en España tenemos sanidad pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *