1. ¡LA CALMA!

Ni una sola imagen de llanto exagerado o lamentos. El propio dolor ha sido “elevado”. ( A un nivel superior privado).

2. ¡LA DIGNIDAD!

Búsqueda disciplinada de agua y comida. Ni una sola mala palabra o gestos rudos.

3. ¡LA HABILIDAD!

Increíbles arquitectos. Muchos edificios se afectaron pero NO cayeron.

4. ¡LA GRACIA!

La gente COMPRÓ solo lo que necesitaban, así TODOS podrían conseguir algo.

5. ¡EL ORDEN!

Ningún saqueo. No bocinazos ni bolleos en las carreteras. Solo entendimiento.

6. ¡EL SACRIFICIO!

Cincuenta trabajadores se quedaron para echar agua de mar sobre los reactores nucleares. Cómo podrían algún día pagarles?

7. ¡LA TERNURA!

Los restaurantes redujeron los precios. Nadie se aprovechó de los cajeros. Los fuertes cuidan de los débiles.

8. ¡EL ENTRENAMIENTO!

Los mayores y los niños todos sabían exactamente que hacer. Y SIMPLEMENTE LO HICIERON!

9. ¡LA PRENSA!

Mostraron una magnífica moderación en los reportajes. No estúpidos reportajes. Solo calma.

10. ¡LA HONRADEZ!

Cuando la luz se cortó en las tiendas, la gente regresó las cosas a sus estantes y se marchó tranquilamente.

TODO ESTO ES ADMIRABLE!!!

¿Podrías nombrar otro país donde las cosas ocurran de esta manera?

Diez cosas que nos enseñó Japón
Etiquetado en:                    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *